Inicio » Fichas de plantas » La morera, un maravilloso árbol de sombra

La morera, un maravilloso árbol de sombra

La morera es el árbol perfecto para resguardarte de los rayos solares durante la canícula del verano. Disfrutarás mucho más de tu jardín reposando bajo la benevolencia de su copa protectora. Si estás buscando un árbol de sombra, sin duda, a la morera has de tenerla en consideración.

Morera (Morus alba)

Morera blanca (Morus alba)

Hace ya algún tiempo que publiqué “la entrada sobre el tilo”, destacando sus virtudes como árbol de sombra. Desde entonces que llevo queriendo escribir también sobre la morera, otro clásico en estos menesteres.

Moreras en Plaza Prat de la Riba (Mollet del Vallés, Barcelona)

Moreras en Plaza Prat de la Riba (Mollet del Vallés, Barcelona)

Ya cumplió su función sobradamente en muchas de las plazas de nuestras ciudades. La cervecita en la terraza de turno no hubiera sido tan refrescante sin su acertada mediación. Ahora, con la copa dorada, comienza a despojarse de su follaje, consintiendo entrar al sol, tan deseado en las fechas venideras.

Descripción y usos

La socorrida morera (Morus alba) o morera blanca es un árbol de tamaño contenido (no suele alcanzar más de 15m), aunque dispone de un rápido crecimiento inicial.

Desarrolla una copa globosa o extendida muy oportuna, también llorona en cierta variedad injertada (Morus alba ‘Pendula’).

Por si fuera poco, acepta de buen grado la poda, resiste las inclemencias ambientales y dispone de grandes hojas caducas. Tan golosos argumentos la han hecho muy popular. Lo mismo te la encuentras en anchos paseos como en jardines pequeños, donde la sombra es la prioridad.

Pero, aunque convive con nosotros parece que desde siempre, es originaria de Asia oriental. Se introdujo en Europa, en un principio… ¿a qué no te lo imaginas? Sí, para la cría de los gusanos de seda.

Las hojas, alimento de estas orugas, son habitualmente acorazonadas, aunque exhiben cierta variabilidad: también pueden mostrar formas lobuladas, más o menos marcadas, que podrían recordar a las de la higuera. No varía, en cambio, su margen dentado y su atractivo brillo en el haz.

Hojas de morera (Morus alba)

Hojas de morera (Morus alba)

Los frutos de la morera (Morus alba) suelen ser de color blanco o rosado al madurar y no negros, como en el moral (Morus nigra). Aunque comestibles en ambos casos, los de la morera negra son mucho más sabrosos.

Si solo te importa su uso ornamental, te recomiendo el cultivo de pies masculinos o un ejemplar sin frutos; no se manchará el suelo del jardín. La variedad ‘Fruitless’ presenta esta característica.

Cultivo y necesidades

Ya te he ido dando pistas de su probada resistencia. La morera es un árbol sufrido, que aguanta todo tipo de suelos sin rechistar. Los prefiere sin embargo bien aireados, para evitar la asfixia de las raíces, y con un pH neutro.

Los rigores ambientales tampoco son un problema, hasta cierto punto: no le afectan las heladas, ni las altas temperaturas. Además, tolera la polución de las ciudades y cierto grado de salinidad.

Le gusta la luz: la morera crecerá más rápido y saludable plantada al sol, donde ejercerá con gusto su función protectora.

Se ha de regar cuando joven, aunque de forma moderada. Después probablemente se baste ella sola (resiste los periodos de sequía).

Ten cuidado con el encharcamiento, daña las raíces y favorece la aparición de enfermedades.

Poda de la morera

Acepta la poda de buen grado, por lo que no es difícil formar una copa ancha y atractiva. Para ello en su juventud es conveniente frenar el crecimiento vertical, abriendo sus ramas de forma paulatina. Un trabajo paciente que se ha de hacer en varios años.

Una vez formada la copa bastará con su mantenimiento: la eliminación de las ramas crecidas durante el año, junto con las que se observen enfermas o dañadas. El mejor momento para la poda es durante su parada vegetativa, en los meses de invierno.

Poda de moreras

Moreras en Montgat (Barcelona)

En esta imagen puedes ver como a las moreras solo se les ha dejado las ramas principales, entrelazadas unas con otras y preparadas para albergar su techo vegetal.

Plagas y enfermedades

Las plagas no son preocupantes en las moreras, pudiéndose dar algunos episodios de pulgón o cochinilla. Para eliminarlos bastará con la aplicación de jabón potásico o Azadiractina.

Las enfermedades en las raíces (hongos o nematodos) sí suponen un riesgo grave para este árbol. Contra ello lo mejor es la prevención: procura evitar la excesiva humedad en el suelo.

Entrada relacionada: La belleza del liquidámbar, estoraque o árbol del ámbar

Reproducción

Su reproducción es muy sencilla, tanto la vegetativa como mediante el uso de semillas. Si quieres asegurar las mismas características de la planta madre y tienes prisa en disfrutarla, mejor prepara esquejes o estaquillas.

Para ello utiliza los brotes del año, deben tener más o menos el grosor de un lápiz, y córtalos a veinte centímetros, ya sabes… en diagonal y cerca de la yema.

Aplica hormonas de enraizamiento e insértalos en el sustrato, a poder ser con base de turba y arena. Déjalos durante algunas semanas en un lugar cálido, pero protegido del sol.

Si mantienes cierto grado de humedad, siempre sin pasarte, conseguirás tu propósito. Consulta más información en “Cómo hacer esquejes de las plantas que me gustan”.

Suscripción al blogSigue a Jose el jardinero

No te pierdas ningún consejo de jardinería. Suscríbete al blog: recibirás los nuevos contenidos en tu correo electrónico y totalmente gratis.

Acepto la política de privacidad del blog*

Ya has visto cómo de fácil es el cultivo de este árbol; ya te dije que era muy resistente.

Ahora solo te queda elegir… ¿quieres una variedad sin frutos? Algo que te aconsejo para no manchar el suelo del jardín. ¿Prefieres la morera negra, para disfrutar de sus moras?

En los últimos años está muy de moda una variedad de copa extendida (‘Kagayamae’). También la de ramas péndulas es muy decorativa. Tienes muchas opciones, tú decides.

¿Te ha gustado el post?
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…




Más entradas de interés

Soy , autor de este blog

Ser jardinero es algo vocacional en mí. Llevo ya 14 años dedicándome a la naturaleza, pero toda la vida cultivando esta pasión. Actualmente me encargo de una brigada que realiza trabajos de jardinería en la vía pública.  Más sobre mí

11 comentarios en “La morera, un maravilloso árbol de sombra
  • Yolanda tapia` dice:

    Disculpe José, cómo es el árbol de neem y qué propiedades tiene, gracias de antemano.

  • Paz dice:

    Que recuerdos me trae la morera… Yendo a recoger hojas para alimentar mis gusanos de seda!!!! Estupenda su sombra. Gracias por traerlo a mis recuerdos! Saludos!!

  • juan dice:

    Tengo una morera que tiene bastantes años 10 al menos pero el inconveniente es que echa moras y pone todo, sobre todo un estanque que hay debajo, muy sucio. Me gustaría saber si hay alguna forma de que no eche moras. Aunque le pongo una red debajo muchos frutos caen fuera y no se que hacer. Además es tanto las hojas que tiene que he optado por quitarlas antes de que se caigan me gustaría me ayude si es que tiene alguna alternativa. Gracias y un saludo.

  • Rafa dice:

    Muy Completo articulo

  • Jordi dice:

    Hola Jose! Quiero una morera sin frutos y entonces ¿la variedad Kagayamae tiene esta característica? o en este sentido entiendes que es mejor la Fruitless.

  • jordi dice:

    Hola de nuevo José!

    Gracias por tu ayuda. Por otra parte estoy viendo que la morera tiene una raíces muy agresivas y que según veo hay gente que ha tenido problemas graves (roturas) si cerca tienes una piscina como es en mi caso. ¿Cómo puedes controlar este problema? ¿Me aconsejas que no la ponga?

    • Yo no la pondría demasiado cerca de la piscina, Jordi; ni la morera ni ningún otro árbol. Aparte de ensuciarte el agua puede ocurrir lo que comentas. Parece como si las raíces tuvieran un sentido propio para encontrar el agua y siempre que haya acaban dando con ella.
      Si te es posible, dale bastantes metros (al menos ocho), sino no la plantes.

  • ¿Y tú qué opinas?

    Los campos marcados con * son obligatorios. Solo se publicarán los comentarios relacionados con el tema de esta entrada.

    Por favor, tómate tu tiempo, redacta de forma clara y sin errores. Si te equivocas no pasa nada, puedes corregirlo pulsando el botón de editar

    Acepto la política de privacidad del blog. Marca esta casilla para que pueda avisarte cuando se conteste tu comentario *