Inicio » Plagas y enfermedades » El repilo; la pesadilla del olivo y su solución

El repilo; la pesadilla del olivo y su solución

El repilo es una enfermedad exclusiva y habitual de los olivos. Se trata de un hongo que se presenta en forma de manchas circulares y oscuras, a veces más claras por el interior y rodeadas por un cerco amarillo. Se pinta sobre todo en el haz de las hojas, pero también afecta a las aceitunas.

Repilo (hongo del olivo)

Repilo por Planeta Agronómico (CC BY-SA 2.0)

Hace varias semanas traté en el blog sobre el cribado, un hongo que perjudica a los cerezos, ciruelos y otros “Prunus“. A raíz del comentario de Javier, que preguntaba si era posible esta enfermedad en los olivos, he considerado interesante hablar también sobre el repilo (Spilocaea oleagina), una pesadilla para el olivo.

La respuesta es no, Javier; o al menos yo no conozco ningún caso. Pero échale un vistazo al repilo, por si te cuadran sus síntomas.

Lo puedes ver en la imagen, con sus característicos círculos concéntricos que eclipsan la hoja. A la larga, acabarán provocando su caída; si la defoliación es fuerte, el árbol se debilitará considerablemente.

En el olivar, este hongo es un tremendo quebradero de cabeza, pues merma en gran medida la producción.

Prevención

Para originarse la infección y el posterior desarrollo, necesita temperaturas suaves y cierto grado de humedad, pero permanece latente cuando las circunstancias no le son favorables.

El periodo de riesgo es amplio: abarca desde el otoño hasta la primavera. La sequedad ambiental y el calor del verano no le son propicios, tampoco los inviernos fríos.

La niebla, el rocío o la acumulación en las hojas del agua de lluvia son suficientes para desencadenar el problema. Para evitarlo, es conveniente la buena aireación de la copa. Facilitar la entrada de luz y el aire, mediante una poda adecuada, será la mejor forma de prevención.

Todas las variedades de olivo son susceptibles a esta micosis, pero existen algunas con mayor resistencia.

Variedades más resistentes al repilo
  • Resistentes: Leccino, Megaritiki y Picudo de Montoro.
  • Muy resistentes: Galega vulgar, Lechín de Sevilla, Frantoio, Farga, Cipressino, Arbosana, Korneiki, Manzanilla de Hellín, Pequeña de casa Ibáñez y Villalonga.

Como siempre, recuerda que para eludir cualquier plaga o enfermedad es conveniente no excederse con el uso del nitrógeno.

Tratamiento del repilo

En lugares con gran prevalencia de esta afección se suelen utilizar fungicidas en otoño y a finales del invierno, a modo de prevención en el olivar. En jardinería no es necesario, bastará cuando se detecte la presencia del hongo.

La elección de la materia activa está limitada en algunos casos. Para jardinería se puede aplicar un fungicida cúprico (Oxicloruro de cobre, sulfato de cobre u Óxido cuproso). Difenoconazol y Dodina también están permitidos.

En agricultura, además de los anteriores, hay otros tratamientos posibles: Hidróxido cúprico, Sulfato cuprocálcico, Mancozeb, Tebuconazol, Kresoxim-Metil, Trifloxistrobin y Bentiavalicarb Isopropil

Durante la aplicación debes insistir especialmente en la parte baja de la copa; es la zona más sensible del olivo a esta infección.

Recuerda seguir celosamente las especificaciones que figuran en el envase. Por ejemplo, usando el Sulfato tribásico de cobre 19%, la dosis en este caso (repilo en olivo) deberá ser de 0,6 a 0,8%. Esto significa diluir entre 60 y 80 mililitros de producto por cada 10 litros de agua. También se estipula un plazo de seguridad de 15 días, antes de la recolección.

Suscripción al blogSigue a Jose el jardinero

No te pierdas ningún consejo de jardinería. Suscríbete al blog: recibirás los nuevos contenidos en tu correo electrónico y totalmente gratis.

Acepto la política de privacidad del blog*

Con estos consejos tus olivos estarán un poco más seguros; al menos en lo que al repilo se refiere. Si quieres que te siga ayudando con las plantas, no olvides seguirme cada semana.

Por cierto, si todavía no la has leído, no te pierdas la entrada sobre el olivo. ¿Te interesan más los hongos? Pues échale un ojo a la negrilla. Si dispones de tiempo, pasarás un ratito entretenido.

¿Te ha gustado el post?
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (8 votos, media: 4,63 de 5)
Cargando…




Más entradas de interés

Soy , autor de este blog

Ser jardinero es algo vocacional en mí. Llevo ya 14 años dedicándome a la naturaleza, pero toda la vida cultivando esta pasión. Actualmente me encargo de una brigada que realiza trabajos de jardinería en la vía pública.  Más sobre mí

2 comentarios en “El repilo; la pesadilla del olivo y su solución
  • Chesana dice:

    Me ha encantado este artículo porque tengo algunos olivos en maceta y cuando, por prevención, busco algo de sus posibles enfermedades, todo lo que se cuenta es dirigido hacia los olivares y muy poco o casi nada hacia la jardinería. Así que doblemente agradecida.

    Un abrazo.

  • ¿Y tú qué opinas?

    Los campos marcados con * son obligatorios. Solo se publicarán los comentarios relacionados con el tema de esta entrada.

    Por favor, tómate tu tiempo, redacta de forma clara y sin errores. Si te equivocas no pasa nada, puedes corregirlo pulsando el botón de editar

    Acepto la política de privacidad del blog. Marca esta casilla para que pueda avisarte cuando se conteste tu comentario *