Inicio » Fichas de plantas » Retama de olor, gayomba, ginesta (Spartium junceum)

Retama de olor, gayomba, ginesta (Spartium junceum)

Hoy te voy a hablar de una planta autóctona de la península Ibérica, distribuida ampliamente por sus colinas y carrascales. La retama de olor (Spartium junceum), también conocida como gayomba, ginesta o genista es un arbusto muy resistente y de espectaculares flores amarillas. Vale la pena tenerlo en consideración.

Flores de la retama de olor

Detalle de las flores de la retama de olor

Estaba esperando a estas fechas para mostrarte aquí la flor de la retama. Y así ha sido como, al observar por azar este increíble paisaje, me he visto forzado a regresar “cámara en mano”.  Plasmar su belleza era una prioridad para mí. Mira cómo se ve durante estos días el monte mediterráneo. La retama de olor está espectacular ¿no te parece?.

Retama de olor, gayomba o ginesta (Spartium junceum)

Retama de olor, gayomba, ginesta o genista (Spartium junceum)

“En la ladera de un monte,
más alto que el horizonte,
quiero tener buena vista.
Mi cuerpo será camino.
Le daré verde a los pinos
y amarillo a la genista

Cerca del mar. Porque yo
nací en el mediterráneo.”

Cuando camino por el campo con las retamas en flor, inmediatamente acude a mi cabeza la letra del gran maestro. Tan relacionada está la genista con nuestro paisaje que Joan Manel Serrat la cita en su conocida canción.

Descripción

La retama de olor, gayomba o también ginesta o genista -como la llamamos por aquí- es una planta caducifolia y de porte arbustivo, que pertenece a la familia de las fabáceas (leguminosas). Con frecuencia y “como quien no quiere la cosa” alcanza los tres metros de altura, en una estampa de tallos verdes, erguidos y flexibles (casi sin hojas). Trasmite una imagen espartana, algo que la realidad no se atreve a contradecir; es una planta acostumbrada a la dureza.

Flor de la retama de olor (Spartium junceum)

Flores papilionáceas (con forma de mariposa)

Los tallos de la ginesta son capaces por si mismos de realizar la fotosíntesis, por lo que en su estrategia evolutiva han sacrificado en parte sus hojas (pequeñas y muy escasas).

Sin embargo, sobre principios de junio (dependiendo del lugar) se obra el milagro y esta mata se olvida de ser austera, rentando una pródiga floración. La retama se redime de esta manera, con sus grandes flores amarillas y olorosas, que la cubren casi por completo.

La retama de olor dispone sus flores en racimos terminales

La retama de olor dispone sus flores en racimos terminales

Al final del estío, una vez maduro el fruto, la legumbre resultante (de color oscuro) se abrirá esparciendo las semillas por todas partes.

Usos de la retama de olor

Te la puedes encontrar por doquier en la cuenca mediterránea (sur de Europa, norte de África y oriente próximo), formando los típicos retamales. Le gustan los terrenos calcáreos, secos y soleados. Allí donde haya un suelo árido y castigado por el sol es posible que encuentres retamas.

Entrada relacionada: Todo sobre el durillo o laurel salvaje (Viburnum tinus)

El hecho de que, como otras leguminosas, sea capaz de fijar en el suelo el nitrógeno atmosférico la hace muy interesante para la mejora del suelo. Esta capacidad, unido a su fantástica adaptabilidad, la convierten en la planta ideal para estabilizar terrenos con riesgo de erosión.

Retama de olor (Spartium junceum)

Retama de olor, gayomba, ginesta o genista (Spartium junceum)

Es muy común verla en medianas, márgenes de caminos o allá donde se haya buscado un nulo mantenimiento. Despreciada tiempo atrás por considerarse vulgar -demasiado habitual-, es utilizada hoy en día cada vez más en jardinería. Se saca provecho a la belleza de sus flores, pero sobre todo a su tremenda resistencia. Tiene un interés especial en xerojardinería, debido a su pobre necesidad de agua.

La retama esta especialmente indicada para jardines medianos y grandes. Quedarán muy bien las composiciones con varias plantas.

Su enorme capacidad adaptativa la ha convertido en invasora en ciertos lugares de clima similar al mediterráneo. En California, Chile y Sudáfrica ha conseguido escapar de los jardines pasando a formar parte del paisaje.

Cultivo y cuidados

La retama es habitual en el mediterráneo no por casualidad. Tolera bien el calor, pero menos el frío. Su límite puede estar en los -5°c. Aguantará las heladas ligeras, pero no mucho más.

Si te encaja y apuestas por ella, plántala en un lugar bien iluminado. No es apropiada para exponer a la sombra. No hagas caso omiso a su biología o tendrás una planta débil y propensa a plagas y enfermedades, además de que apenas florecerá.

La retama está diseñada para zonas luminosas y con escasez de agua. Riégala poco o nada en invierno, pero algo más en verano. Por supuesto que aguanta bien la sequía, pero le convendrán ciertos mimos para conservar su valor ornamental. La clave… prestar atención al suelo. Evita que permanezca húmedo por demasiado tiempo (deja que seque antes de volver a regar).

A esta planta le interesa, por tanto, un sustrato suelto; mejor si tiene algo de materia orgánica. Puedes conseguirlo fácilmente, mezclando una parte de arena con dos tercios de sustrato universal.

Si lo deseas, para renovarla o simplemente para sanearla y darle forma, puedes podarla durante el invierno. Después, añadiendo algo de abono, te asegurarás el correcto desarrollo.

Problemas

La retama de olor es bastante resistente a las plagas. Si le atacan el pulgón y la cochinilla, la agresión no sería de gravedad. El mayor riesgo lo supone el exceso de humedad en el suelo: puede acabar con la pudrición de sus raíces.

Otro peligro diferente, en este caso hacia nosotros mismos, es su toxicidad. Si tienes mascotas o niños pequeños en casa, vigila. Como tantas otras plantas ornamentales, no debe ingerirse; puede causar molestias.

Suscripción al blogSigue a Jose el jardinero

No te pierdas ningún consejo de jardinería. Suscríbete aquí al blog: recibirás los nuevos contenidos en tu correo electrónico y totalmente GRATIS.

Acepto la política de privacidad del blog*

Si te limitas a contemplarla en tus paseos por la montaña, ¡no pasa nada! Pero estarás desaprovechando la ocasión de disfrutarla cada día. La retama de olor (Spartium junceum) puede llenar tu jardín de fragantes flores amarillas y a cambio de muy poco. De ti depende darle una oportunidad.

¿Te ha gustado el post?
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (24 votos, media: 4,58 de 5)
Cargando…




Más entradas de interés

Soy , autor de este blog

Ser jardinero es algo vocacional en mí. Llevo ya 14 años dedicándome a la naturaleza, pero toda la vida cultivando esta pasión. Actualmente me encargo de una brigada que realiza trabajos de jardinería en la vía pública.  Más sobre mí

12 comentarios en “Retama de olor, gayomba, ginesta (Spartium junceum)
  • Elisabeth Ruiz Viñas dice:

    Estupendo!.

  • Lola dice:

    He plantado semillas de retama, han salido todas pero las tengo en una maceta.
    No se si llegarán a florecer pero
    ya miden unos 20 cmts. ¡Me gustan mucho!

  • Ana María dice:

    Muy interesante lo de la retama amarilla, así es como se le denomina acá ,en América del Sur… Más específicamente Uruguay .
    Ahora estoy segura que llego a nuestro suelo ,por los colonizadores españoles.!
    Se ve mucho menos,es una pena ,nuestra costa ,estaba llena,cuando en primavera íbamos hacia los balneario del Este….era un placer ver esa pincelada amarilla entre pinos y arenales..hoy se ven muy pocas …”la piqueta cruel del progreso…” Las fue haciendo desaparecer ,en el campo mas al centro del país se encuentran no tantas como quiciera !!!
    Un placer poder adquirir tus conocimientos .Y presente aquí Uruguay !!!

  • Ruth dice:

    Gracias José, con tu artículo he descubierto los males que aquejan a mi retama, La tengo alrededor de 10 años y ha crecido muy poco, no llega al metro y medio, florece bien pero de duración escasa, he llegado a pensar que es un arbusto enano.
    La razón es que le da sol solo por la mañana y no directamente ya que​ está muy cerca de un limonero que se me ha hecho enorme. Ahora surge mi pregunta, cuándo es tiempo de trasplantarla para mejorar su brotación, y si es un arbusto que​ aguante el trasplante? Como siempre darte las gracias por compartir tus conocimientos. Un gran saludo.

    • Hola Ruth.
      Si la tienes en tierra, sacarla sin dañarle las raíces será un poco más difícil, pero puedes hacerlo con mucho cuidado y la ayuda de una pala de repicar. Espera al otoño, ahora hace demasiado calor.
      Un abrazo.

  • Carla dice:

    Hola José, te comento que aquí en Cuzco – Perú, también teníamos retama, al viajar por el valle sagrado de los Incas a (2850 – 3000 msnm), a ambos lados de la carretera podías disfrutas del perfume y sus bellas flores, pero apareció un hongo blanco que desapareció esta bella planta, hoy en día puedes ver muy poco de retama. Aquí tiene muchos usos, desde espantar a las moscas (el olor fuerte las ahuyenta) hasta los baños medicinales.
    Saludos desde Cuzco.

  • Miriam dice:

    Hola José , vivo en Argentina en zona montañosa y aqui es una belleza el espectáculo que ofrecen las retamas en verano dándole un marco espectacular a los lagos y vistiendo de amarillo las montañas , es una lástima no poder compartirles fotos , te comento que en los inviernos nieva mucho e igualmente renacen sin problemas la primavera siguiente , anteriormente vivía en Buenos Aires y recuerdo que cuando era chica era muy común verlas pero ya no , he visto en un jardín un ejemplar de retama con flores de color amarillo , naranja y rojo , matizadas (increiblemente hermosa) y me han dicho que es una retama “francesa” , es asi o se trata de una planta distinta ? las flores son idénticas a la retama amarilla. Saludos desde la Patagonia .

  • Miriam dice:

    Probaré alguna forma de hacerme de alguna plantita y después contaré, gracias por tu respuesta. Saludos.

  • ¿Y tú qué opinas?

    Los campos marcados con * son obligatorios. Solo se publicarán los comentarios relacionados con el tema de esta entrada.

    Por favor, tómate tu tiempo, redacta de forma clara y sin errores. Si te equivocas no pasa nada, puedes corregirlo pulsando el botón de editar

    Acepto la política de privacidad del blog. Marca esta casilla para que pueda avisarte cuando se conteste tu comentario *