Inicio » Consejos de jardinería » Cómo regar las plantas en verano si te vas de vacaciones

Cómo regar las plantas en verano si te vas de vacaciones

Llega agosto y muchos ya podemos decir que estamos de vacaciones. Quien más, quien menos está a punto de marchar de viaje para renovar energías desconectando de la rutina. Pero, ¿qué hacemos con nuestras queridas plantas? Esas que tanto nos hemos esmerado en cuidar durante todo el año. A continuación te explico algunos métodos para regar las plantas en verano, unos más conocidos que otros, que he recopilado buscando una solución para poder irme tranquilo estas vacaciones. Seguro que a ti también te son útiles.

Regar las plantas en verano

¿Qué se puede hacer para regar las plantas en verano cuando nos vamos de viaje?

Si tenemos un jardín o terraza y disponemos de un grifo, lo tenemos fácil: lo más conveniente en estos casos es la instalación de un riego automático. Podrá ser con aspersores, difusores o goteo, dependiendo de lo que tengamos allí. Cualquiera de ellas nos liberará de una tarea que puede acabar resultando tediosa. No es necesario grandes complejidades; hay programadores muy sencillos que funcionan con pilas, llevan la electroválvula incorporada y van conectados directamente al grifo. Si todavía no lo tienes instalado, te lo recomiendo sin dudarlo.

Pero, ¿qué pasa en un balcón o en el interior de una vivienda?  Lo ideal sería lo mismo, disponer de riego automático por goteo para hacer llegar a cada maceta el agua necesaria. Sin embargo, “no quedaría muy bien” tener una instalación de tuberías por el medio del salón, ¿no crees? ¿Qué podemos hacer entonces? Hay algunas alternativas para no tener que molestar a nuestros familiares.

Hidrojardineras o macetas autoriego

Son unos contenedores que disponen de un compartimento aislado en el fondo para almacenar el agua. Este depósito va suministrando en cada momento el agua demandada por la planta mediante el principio de capilaridad. Tu única labor será controlar el nivel del depósito e ir rellenándolo cuando corresponda, que puede ser de 2 semanas a un mes y medio dependiendo del recipiente y las condiciones de temperatura, entre otras cosas. Disponen de un testigo que te avisará del nivel de agua. No esperes a que se vacíe por completo. Tampoco llenes más del tope o inundarás el espacio destinado a la planta, asfixiando las raíces.

maceta autoriego

Las macetas autoriego son una buena solución para regar las plantas en verano y durante todo el año sin grandes complicaciones

Es recomendable, como muestra la imagen, colocar una capa de gravilla en el fondo de la maceta antes de echar la tierra para aislar el exceso de humedad. En este modelo de maceta autoriego se ha de extraer el compartimento donde se aloja la planta para llenar el depósito del agua. En otros de mayor capacidad es más común encontrarse un orificio de llenado.

Suelen ser modelos bien acabados, por lo que sumarán valor estético a tu planta. Son muy recomendables en interiores, para plantas delicadas o cuando no queremos preocuparnos demasiado por el riego. A cambio de una supervisión mínima tendrás tus plantas correctamente regadas durante todo el año. Aquí tienes un modelo en Amazon.

Conos de arcilla para riego

cono para riego

El cono cerámico es una solución sencilla para regar las plantas en verano ante la ausencia vacacional.

Son unos conos dosificadores a los que puedes enroscar botellas de plástico de diferentes tamaños, ya que tienen un adaptador para ello. La idea es clavar el cono cerámico en la tierra y aprovechar las cualidades microporosas de este material para ir suministrando poco a poco el agua de la botella a la planta. Una botella de 2 litros puede durar unos 15 días aproximadamente, dependiendo de las condiciones. Los conos vienen marcados con un código de color que nos indica la porosidad del material. Cuanto menos poroso sea el cono más despacio suministrará el agua de la botella, por lo que tardará más tiempo en gastarse. Es una opción económica y sencilla para regar en vacaciones. Mira este enlace para hacerte una idea.

Hay otros modelos que, en lugar de enroscar una botella, disponen de unos tubos de plástico que se deben introducir en un recipiente lleno de agua. Antes de clavar el cono en la tierra se tiene que purgar todo el aire llenándolo de agua. Importante: el recipiente de donde se alimenta el tubo ha de colocarse ligeramente por debajo del cono para que el agua no caiga por gravedad. Es una opción versátil para regar las plantas en verano. Un mismo recipiente puede abastecer a varios conos de riego y regar diferentes macetas.

Riego con agua gelificada

agua gelificada

El gel de agua puede ser una solución económica para regar en vacaciones tus plantas.

Hay diferentes presentaciones y maneras de proceder, pero el principio es siempre el mismo. Se utilizan sustancias que tienen la virtud de retener gran cantidad de agua adoptando la forma de gel, para suministrar poco a poco ésta a nuestras plantas. Te venden el gel ya hidratado y solo tienes que colocarlo en contacto con la tierra. A veces, el sistema es más sofisticado y tienes que colocarlo en un recipiente enterrado en la tierra. Otras, es tan sencillo como en la fotografía: lo abres y lo giras, colocando el gel de agua en contacto con el sustrato.

Dependiendo de las necesidades de la planta el gel, en exterior puede durar unas 2 semanas. Por si acaso, no escatimes y pon al menos un par por cada maceta.

Si lo necesitas, existen bolitas de gel decorativas para macetas o floreros. También puedes encontrar el producto en seco. Si es así, no tienes más que verterlo en un recipiente e ir añadiendo agua para gelificarlo. Comprobarás la gran capacidad de retención de agua que tiene en relación a su volumen. Cuando veas que ha alcanzado el tope de retención, utiliza un colador para retirar el agua sobrante.

Trucos caseros para regar las plantas en verano

Lo más económico siempre es usar la imaginación e improvisar. Eso sí, te recomiendo que compruebes tus inventos siempre antes de marcharte para cerciorarte de que funcionan. A continuación te explico 3 trucos caseros para regar las plantas estas vacaciones.

  1. El truco de la botella de plástico es un clásico con infinidad de variantes. El más utilizado, consiste en practicar un agujero milimétrico, con una aguja previamente calentada, en el tapón de la botella para que el agua caiga poco a poco. Después se coloca la botella boca abajo, de tal manera que la gota de agua moje la tierra de la maceta. Quizás caiga 1 gota por segundo, dependiendo del tamaño del agujero. Para disminuir el caudal puedes obstaculizar su salida. Coloca un trozo de tejido de algodón en la base del tapón antes de enroscarlo.
  2. El truco del cordón de algodón: consiste en colocar un extremo enterrado en la tierra de la maceta, a veces introducido por el agujero de drenaje de ésta, y el otro sumergido en el agua de algún recipiente. El agua es conducida por capilaridad hasta el sustrato de nuestra planta. Se puede utilizar cualquier material con buena capacidad de absorber el agua. La variante de la bayeta absorbente sería un ejemplo de ello.
  3. Colocar la base de la maceta directamente en un recipiente con agua solo puede conducir al desastre. Cuando vuelvas tu planta estará muerta o agonizando. En cambio, si colocas algún objeto de material poroso en contacto con el agua y encima de éste la maceta, lo estarás haciendo perfecto. Un plato o tiesto de barro colocado al revés y sumergido en agua te puede servir para conducir la humedad hasta tu planta.

Entrada relacionada: 5 errores que no debes cometer al regar las plantas

Como te he dicho antes, por favor, comprueba que el sistema que utilices funciona correctamente y se adapta a las necesidades de tu planta. De esta manera siempre estarás a tiempo de hacer las modificaciones necesarias antes de marcharte. Piensa que éstas son soluciones para ganar tiempo; calcula el margen que tienes antes de que tu planta se quede sin agua y si la que suministras es suficiente.

Suscripción al blogSigue a Jose el jardinero

No te pierdas ningún consejo de jardinería. Suscríbete aquí al blog: recibirás los nuevos contenidos en tu correo electrónico y totalmente GRATIS.

He leído y acepto la política de privacidad del blog*

Responsable: José Manuel Durán Arjona o bien Jose el jardinero, como tú prefieras. Finalidad: enviarte los nuevos artículos y cualquier otra novedad relacionada con el blog (nada de spam). Legitimación: tu consentimiento al aceptar la política de privacidad. Destinatarios: tus datos los guardará Mailrelay, mi plataforma de email marketing, con servidores en la Unión Europea. Derechos: a acceder a tus datos, rectificarlos, limitarlos o suprimirlos. Para más información consulta la política de privacidad.

Riega abundantemente las plantas antes de marchar y prepáralas para evitar en lo posible el exceso de evapotranspiración. Colócalas en un lugar con luz indirecta pero nunca a oscuras. Elimina las partes secas o dañadas y las hojas de mayor tamaño.

Hecho esto, ya te puedes ir con la conciencia tranquila. Bueno, siempre es buena idea dejar las llaves a alguien pero eso no siempre es posible. Así que, disfruta de las vacaciones que te las has ganado a pulso.

¿Te ha gustado el post?
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (46 votos, media: 4,46 de 5)
Cargando…




¿Quieres leer algo más?

Soy , autor de este blog

Ser jardinero es algo vocacional en mí. Llevo ya 14 años dedicándome a la naturaleza, pero toda la vida cultivando esta pasión. Actualmente me encargo de una brigada que realiza trabajos de jardinería en la vía pública. Más sobre mí

10 comentarios en “Cómo regar las plantas en verano si te vas de vacaciones
  • Mimi Castillo dice:

    Hola, Jose.
    He leído tus consejos y son muy interesantes. Puedo decir que soy una adicta a las plantas y creo tener buena mano. Las plantas se multiplican consecutivamente, pero siempre que veo una que no tengo la quiero tener. Es un vicio, pienso que, beneficioso para la naturaleza. Hago lo que puedo por ellas con mucho amor. Las adoro, forman parte de mi vida.
    Muchas gracias, Jose.

    • Gracias a ti, Mimi. Me alegra que disfrutes tanto de las plantas, no hay adicción más sana que ésta. Puedo confirmar, por las fotos que me mandaste, que tienes buena mano con ellas y también mucha sensibilidad. No pierdas nunca la curiosidad por aprender, esa es la clave de todo.

  • Begoña dice:

    Hola, muchas gracias por el post. Está fenomenal. Yo suelo utilizar hidrogel para plantas en verano. El hidrogel es como el agua en gel que has comentado pero viene en estructura en polvo. Se mezcla con la tierra y se riega para que absorba el agua.

  • joaquin lopez dice:

    Estimado Jose me gusta el sistema el plato de barro al revés el problema que veo que hacemos cuando se vaya acabando el agua y otro es el agua estancada puede llegar a oler ? gracias y un saludo.

  • Anibal dice:

    Felices vacaciones

  • Isabel dice:

    Muchas gracias por tus consejos sobre el riego. Siempre nos aportas nuevas ideas que nos son útiles para cuidar nuestras queridas plantas.

    Que disfrutes de unos merecidos días de descanso.
    ¡Felices vacaciones!

  • cuka cordova dice:

    Se pudrió mi plantita de apio mientras estaba en agua, lindas y verdes las hojitas. Pasé a maceta. recuerda y se pudrió todo. Por qué, será mucha agua? Cada cuanto riego? Soy de ecuador en la costa temp. por los 31 grados cálido.

  • ¿Y tú qué opinas?

    Los campos marcados con * son obligatorios. Solo se publicarán los comentarios relacionados con el tema de esta entrada (ver aquí las condiciones de uso). Por favor, no abuses de las mayúsculas. Tómate tu tiempo, redacta de forma clara y sin errores. Si te equivocas no pasa nada, puedes corregirlo pulsando el botón de editar

    Acepto la política de privacidad del blog y deseo que me avises de los nuevos comentarios publicados en este artículo*


    Responsable: José Manuel Durán Arjona o bien Jose el jardinero, como tú prefieras. Finalidad: moderar tus comentarios, publicarlos y avisarte por email de los nuevos comentarios en el post. Legitimación: tu consentimiento al aceptar la política de privacidad. Destinatarios: tus datos los guardará Webempresa, donde se aloja este blog, con servidores en la Unión Europea. Derechos: a acceder a tus datos, rectificarlos, limitarlos o suprimirlos. Tú decides. Para más información consulta la política de privacidad del blog.