Inicio » Consejos de jardinería » Nutrientes imprescindibles para la salud de tus plantas

Nutrientes imprescindibles para la salud de tus plantas

En esta entrada pretendo repasar los nutrientes imprescindibles para la salud de las plantas; aquellos sin los cuales no podrían subsistir. He considerado oportuno poner un poco de orden a las diferentes carencias y sus  correspondientes síntomas; para mí mismo y para todo el que pueda estar interesado.

Las hortensias sufren con frecuencia carencia de hierro y otros nutrientes si el suelo no es lo bastante ácido

Las hortensias sufren con frecuencia carencia de hierro y otros nutrientes, si el suelo no es lo bastante ácido

La semana pasada te comenté las bondades del jabón potásico contra algunas de las plagas del jardín. Y descubrí, gracias a los comentarios del blog, que muchos lectores, sabiamente, ya lo venían utilizando.

Hoy no voy a hablarte de bichos, ni de hongos, pero quiero tratar un tema igual de importante y estrechamente relacionado con la salud de las plantas. Me llevaré de nuevo una alegría si muestras el mismo interés.

¡Vamos, Jose, al grano…!

Todas las plantas necesitan absorber, normalmente por las raíces, trece elementos esenciales disueltos en el agua que son imprescindibles para sus procesos metabólicos. Hasta tal punto que si sufrieran la carencia de alguno de ellos, mostrarían ciertos trastornos o incluso podrían llegar a morir.

Nutrientes esenciales para las plantas

Nutrientes esenciales para las plantas

¿Te he despertado la curiosidad? Pues, continúo…

Macronutrientes de las plantas

De los elementos esenciales para las plantas, seis de ellos son requeridos en mayor proporción que los demás; son los llamados macronutrientes.

El nitrógeno, el fósforo y el potasio son, de entre éstos, los que se asimilan en mayor cantidad; se les conoce como macronutrientes primarios. Son los dominantes en las estructuras vegetales, si obviamos a los tres grandes: los elementos no minerales (el carbono, el hidrógeno y el oxígeno) que provienen, en este caso, de la atmósfera y del agua.

Les siguen en abundancia, el calcio, el magnesio y el azufre (macronutrientes secundarios), con menor presencia en las células, pero que ejercen igualmente una función estructural indispensable en las plantas.

Carencias o excesos

Debido a su mayor consumo, cualquier abono debería tener en consideración al menos al nitrógeno, al fósforo y al potasio, siendo interesante además la presencia de otros nutrientes.

A continuación te muestro los trastornos más habituales, a consecuencia del déficit o en su caso del exceso de alguno de ellos.

Nitrógeno (N)

El nitrógeno es un nutriente esencial en la formación de la clorofila. Su déficit provoca hojas más apagadas o amarillas, incluidos sus nervios. Al principio en las HOJAS VIEJAS, que pueden llegar a caer, luego también en las nuevas.

Poto con deficiencia de nitrógeno

Poto con ligera deficiencia de nitrógeno

Al ser un elemento tan importante para la estructura de la planta, su carencia frena el desarrollo y provoca vulnerabilidad ante plagas y enfermedades.

Ten en cuenta que los síntomas del riego inadecuado pueden parecerse a los de la falta de nitrógeno.

El exceso es igualmente perjudicial; supone un crecimiento exagerado, aunque con tejidos débiles que atraen las plagas y facilita la entrada de hongos. También induce a una menor floración.

Fósforo (P)

En este caso, su carencia repercute en un menor crecimiento de las raíces y por ende de la planta en general, así como en problemas en la floración y maduración de los frutos. También hace a la planta más susceptible al frío y a cualquier tipo de agresión.

Carencia de fósforo en plantas

Carencia de fósforo en plantas por Scot Nelson (CC BY 2.0)

Los síntomas en las hojas se manifiestan primero en las MÁS VIEJAS, mostrando bordes morados, que pueden llegar a secarse. Los nuevos brotes serán además más escasos y con las hojas de menor tamaño.

El exceso de fósforo puede bloquear la absorción del hierro, el manganeso o el zinc.

Potasio (K)

El potasio es responsable de la turgencia de los tejidos y la respiración (apertura y cierre de los estomas). Favorece la resistencia de la planta ante las bajas temperaturas, la sequía, las plagas y las enfermedades. Su deficiencia repercute negativamente en el desarrollo de la planta, la floración y la fructificación.

Déficit de potasio en plantas

Déficit de potasio y magnesio por Soll Sclence (CC BY 2.0)

Los síntomas pueden observarse primero en las HOJAS VIEJAS: puntas y bordes amarillos o secos, de forma parecida a la falta de magnesio o al exceso de boro y cloro. Cuando el problema se acentúa, afecta también a los nuevos brotes.

Este nutriente puede escasear en terrenos arenosos. Su exceso, en cambio, bloquea la absorción de magnesio, calcio, hierro, boro y zinc.

Si quieres asegurar la presencia de los tres nutrientes principales, puedes aportarlos fácilmente mediante abono granulado.

Puedes encontrar abono granulado aquí en Amazon.

Calcio (Ca)

Interviene de forma decisiva en la resistencia de los tejidos, el desarrollo de las raíces y en la formación de frutos de hueso o con pepitas.

Su privación no es habitual, pero puede darse en terrenos ácidos y con demasiada humedad. De producirse, se evidenciará sobre todo en los BROTES JÓVENES, mostrando hojas amarillas y con puntas secas o que se enrollan sobre si mismas. También provoca deformación en los frutos.

La falta de calcio se soluciona realizando una enmienda con cal

Su exceso puede impedir la asimilación del fósforo, el magnesio y el hierro.

Magnesio (Mg)

Carencia de magnesio en tomatera

Carencia de magnesio en tomatera por Scot Nelson (CC BY 2.0)

El magnesio es un nutriente clave en la producción de clorofila. Las señales de su escasez se observan mayormente en las HOJAS VIEJAS, que pueden mostrar clorosis entre sus haces vasculares (aunque no tan marcada como en el caso del hierro) o también en los bordes.

Es además importante en la formación del fruto y sus semillas, por lo que no debe faltar en su maduración.

Razones de su pobre asimilación pueden ser el exceso de calcio o de potasio. Demasiada cantidad de magnesio también podría interferir en la absorción del potasio.

Azufre (S)

Este elemento es básico en la formación de proteínas y clorofila. Forma una asociación importante con el nitrógeno, por lo que su carencia presenta síntomas similares: crecimiento lento y clorosis generalizada, aunque en este caso se inicia en las hojas jóvenes.

¿Quieres saber cómo aportar más nutrientes? No te pierdas esta entrada: “Abonar las plantas del jardín”.

Micronutrientes de las plantas

Igualmente existen otros elementos que, aunque en mucha menor proporción, necesitan ser asimilados por las plantas. Realizan funciones de vital importancia en su metabolismo; es el caso del hierro, el zinc, el manganeso, el boro, el cobre, el molibdeno y el cloro.

Estos nutrientes también son conocidos como oligoelementos

Los oligoelementos son requeridos en pequeñas cantidades, pero son tan indispensables para la salud de los vegetales como los macronutrientes.

Su deficiencia, normalmente, tiene más que ver con un bloqueo en su asimilación, que con la ausencia real en el suelo.

Carencias o excesos

Una de las causas puede ser el pH del sustrato demasiado alto, habitual en el caso del hierro, sobre todo en plantas acidófilas. Pero también puede ocurrir al contrario, como en el caso del molibdeno y el boro.

Carencia de hierro en limonero

Limonero con leve carencia de hierro

En cualquiera de las circunstancias el mineral existe en el suelo, pero se encuentra retenido. Para evitar este problema, se aconsejan los cultivos preferiblemente en suelos neutros (con pH comprendido entre 6,5 y 7). Otra explicación podría ser el exceso de un mineral, que bloquee su asimilación (elementos antagonistas).

Hierro (Fe)

El hierro es otro de los indispensables en la formación de la clorofila. Su carencia es similar a la del magnesio, pero aquí en cambio, se evidencia primero en las HOJAS JÓVENES.

Clorosis férrica en hortensia

Clorosis férrica en hortensia

En la imagen de arriba puede observarse claramente cómo las hojas se tornan amarillas, a excepción de los nervios que permanecen verdes. Tal deterioro responde al nombre de clorosis férrica.

Las plantas con querencia por los suelos ácidos, como por ejemplo la hortensia, son más susceptibles a este trastorno.

El inconveniente se soluciona fácilmente añadiendo turba rubia al sustrato o abono en forma de quelato de hierro.

Si lo deseas,  puedes encontrar quelato de hierro aquí.

Zinc (Zn)

El zinc interviene en la metabolización de las proteínas y el alimento para la planta. Además mejora su resistencia al frío.

Su déficit provoca retraso en el crecimiento y problemas en los NUEVOS BROTES: tallos con nudos apretados y hojas pequeñas, clorosis entre sus nervios o deformidad.

La carencia se puede solucionar aplicando abono foliar en forma de quelato de zinc.

Manganeso (Mn)

Deficiencia de manganeso en rosal

Rosal con deficiencia de manganeso por Malcolm Manners (CC BY 2.0)

Este metal participa en varias reacciones metabólicas importantes, también en la síntesis de la clorofila.

Los síntomas de esta deficiencia son muy parecidos a los del hierro (nuevamente en las HOJAS JÓVENES). En este caso la diferencia radica en las zonas que rodean a las venas, que permanecen verdes.

Es difícil diferenciar la carencia de manganeso de la del hierro

Un suelo alcalino es por norma un hándicap para la asimilación de éste y otros micronutrientes. La aplicación de quelatos puede ser una solución de urgencia.

Boro (B)

Este elemento interviene activamente en la división celular de las plantas. Es importante en su crecimiento, en la polinización y en la producción de semillas.

Su déficit provoca crecimiento lento y deformación de los NUEVOS BROTES (hojas y flores). Las raíces tampoco se desarrollarán adecuadamente.

Exceso de boro en plantas

Exceso de boro en plantas por Malcolm Manners (CC BY 2.0)

Su exceso es posible en suelos muy ácidos y puede presentar toxicidad (bordes de las hojas quemados, clorosis y defoliación). En la foto puede verse como las hojas revelan indicios parecidos a la falta de magnesio.

Cobre (Cu)

Su escasez se observa primero en las HOJAS JÓVENES, presentando deformación y clorosis. También puede dificultar la normal lignificación del tallo.

Este problema se presenta con frecuencia por el cultivo en sustratos alcalinos, pero se soluciona fácilmente aplicando un fungicida con cobre a las hojas.

Molibdeno (Mo)

La falta o la toxicidad de este elemento es poco habitual; es requerido en cantidades demasiado pequeñas.

Este mineral está muy ligado al nitrógeno. En este caso, las manifestaciones se producen antes en las HOJAS VIEJAS, de forma muy similar a la insuficiencia de nitrógeno (menor tamaño de las hojas, clorosis, puntas y bordes secos)

La causa, al contrario de los demás micronutrientes, es por un pH bajo.

Cloro (Cl)

El cloro interviene, entre otros mecanismos, en la apertura y cierre de los estomas de las hojas, controlando, de esta manera, la deshidratación de la planta.

Su ausencia tampoco suele ser algo frecuente. Supone más inconvenientes el exceso de este elemento, con indicios similares a la falta de potasio (enrollamiento de las hojas, clorosis y necrosis).

Suscripción al blogSigue a Jose el jardinero

No te pierdas ningún consejo de jardinería. Suscríbete aquí al blog: recibirás los nuevos contenidos en tu correo electrónico y totalmente GRATIS.

Acepto la política de privacidad del blog*

Hasta aquí hemos visto los principales trastornos de las plantas, causados por la deficiencia de estos nutrientes tan importantes.

Como has comprobado durante la lectura, algunos síntomas son muy similares; lo que hace difícil identificar al mineral responsable. Ademas, las carencias rara vez son de un único elemento, sobre todo en el caso de los micronutrientes.

No desesperes… lo importante es intuir por donde van los tiros, para actuar en consecuencia.

La semana que viene me planteo ponerles solución. Nos vemos de nuevo, no te lo pierdas.

¿Te ha gustado el post?
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (23 votos, media: 4,61 de 5)
Cargando…




Más entradas de interés

Soy , autor de este blog

Ser jardinero es algo vocacional en mí. Llevo ya 14 años dedicándome a la naturaleza, pero toda la vida cultivando esta pasión. Actualmente me encargo de una brigada que realiza trabajos de jardinería en la vía pública.  Más sobre mí

22 comentarios en “Nutrientes imprescindibles para la salud de tus plantas
  • Cris dice:

    Hola, tengo una hortensia de unos 10 años en una maceta
    Todos los veranos da flores grandes y azuladas pero este año se han quedado verdes y más pequeñas
    Siempre he utilizado un abono granulado para hortensias
    ¿Sabes qué ha podido ser?

    • Hola Cris.
      Posiblemente se haya subido el pH del sustrato. Algunas causas son el riego con aguas ricas en cal y la utilización de abonos o sustratos equivocados.
      La hortensia muestra el color azulado en las flores con suelos muy ácidos, sino suelen ser de color rosa. Es posible que este año se hayan quedado a medio camino.
      Algo que te puede ayudar para el futuro son los azuladores de hortensias. También te recomiendo que riegues con aguas blandas o destiladas. Bajar el pH de éstas, con unas gotitas de zumo de limón o vinagre, sirve igualmente.

  • Jean Carlo dice:

    Hola José. Yo siempre he tratado de cultivar hortensias sin éxito. Terminan con hongos o muriéndose. Qué puntos básicos deben ser tomados en cuenta?
    Slds.
    Jean Carlo.

    • Hola Jean Carlo.
      Mírate el post de las hortensias y el de las plantas acidófilas. Ahí encontrarás todo lo necesario.

      • Jean Carlo dice:

        Hola nuevamente José Manuel. Te cuento que volví a sembrar hortensias en una maceta grande sin embargo el problema persiste. Tanto los bordes de las hojas como los pétalos de la flores se tornan marrones y se arrugan. Eso a la vez impide que las flores desarrollen por completo.

        Les he colocado azufre en polvo una vez por semana pero los síntomas no desaparecen realmente.

        Por favor, qué podría hacer para solucionar y tener éxito con estas lindas flores?

        Gracias.

        • El azufre en polvo, así como el sulfato de hierro o la turba, te sirven para bajar el pH del sustrato; ve controlándolo entre 4,5 y 6. Pero si las hojas no muestran la típica clorosis por falta de hierro y sí en cambio bordes quemados, tal vez sea por culpa de un exceso de exposición solar y falta de humedad ambiental.
          Prueba a colocarla en un lugar más protegido, a ver si mejora.

  • Bego dice:

    Hola Jose, gracias por la información, y desearía conocer tu opinión sobre un plumbago que tengo desde hace seis años en maceta, (este año le puse maceta y tierra nueva),desde hace dos años termina el verano completamente amarilla, con flores eso sí, pero muyyy amarilla, aunque ha crecido no lo ha hecho como al principio. Está al sol todo el día y la riego dos veces por semana. Le puse un corrector de carencias que me recomendaron, pero sigue igual de amarilla.
    ¿Sabes que le puede pasar? Creía que era demasiada agua, pero si no la riego se pone alicaída. gracias JOSE, por tus consejos, pero esto de saber que les falta es muy difícil ¡¡AYUDA¡¡

    • Hola bego. Estoy contigo; no es nada fácil averiguar que le pasa a una planta, cuando tantas veces, los síntomas se parecen.
      En el caso de tu plumbago, no creo que te hayas pasado con el agua; 2 veces por semana está bien. Yo creo que tiene más que ver con una sobre exposición al sol. Si puedes resguardarlo un poco durante el verano, te lo agradecerá.
      Procura además abonarlo de vez en cuando.

  • Sofia dice:

    Buenos Días Amigo,
    Me llamo Sofia, vivo en los Estados Unidos. Soy un estudiante de español. Soy fanática de este blog. Me gusta este blog porque se habla de los nutrientes plantas necesitan para salud en un manera interesante. Esto es muy importante para mi porque tengo plantas en mi casa. Cómo sabe tanto botánica? Cuánto tiempo necesita los nutrientes para poder ver resultados? Muchas gracias por su tiempo. Tenga un gran día.
    Sofia

    • Muchas gracias, Sofia. Yo también quiero darte la enhorabuena por tu excelente español.
      Como puedes imaginar, no hay más secreto para ponerle ganas que el que algo te guste.
      Si el problema es la carencia de nutrientes, la mejoría suele verse en poco tiempo (de días a semanas).

  • maría Rodríguez dice:

    Hola. Soy María Rodríguez de P.R.
    Me encanta tu blog, te felicito. Estoy aprendiendo cosas importantes de las plantas y mientras leía tus páginas podía identificar que plantas tengo que tienen problemas y como solucionar cada uno de ellas. Pero no se si estoy tarde con mis árboles frutales, ya que son muchos y todos tienen una especie de hongo negro, es mucho y el tallos las ramas y las hojas lo tienen. Me dicen que eso no les hace daño pero yo no lo veo así. Qué puedo hacer?

  • maria cecília dice:

    Hola, José. Primeramente quería felicitarte por la generosidad de compartir tus conocimientos. Soy nueva en tu foro así que si cometo algún error, por favor discúlpame.
    Este año he plantado diversos rosales. Están todos divinos, se han desarrollado bien y han florecido, pero noto que las flores están más pálidas de lo que deberían ser (los rosales que compré con flor, por ejemplo, éstas eran más oscuras). Eso puede deberse a alguna carencia o simplesmente se están adaptando? Gracias de antemano.

  • ELISA MARGARITA SALAS RIVERA dice:

    Hola mi nombre es Elisa Salas de Monterrey, n.l. 🙂
    Me da mucho gusto haber encontrado este blog y conocer a gente como tu José Manuel que le gusta la naturaleza y sobretodo cuidar de ella. Es muy interesante y estoy interesándome mucho sobre los nutrientes y cuidados pues me he interesado en formar mi propio espacio personal rodeada de flores y plantas aromáticas. Siempre me han gustado, pero ahora tengo la oportunidad de dedicarles todo mi tiempo y espacio. Me da gusto saber que tengo un apoyo fabuloso con tus consejos 🙂
    Un abrazo bien fuerte.

  • ELISA MARGARITA SALAS RIVERA dice:

    Hola Jose. Me da gusto recibir tu notificación. Me parece genial tener a quien comentarle mis dudas. Cuando vi tu blog no dude en suscribirme. Jose, 🙂 sabes soy nueva en esto pues apenas ahora me puedo dar tiempo para organizarme en lo que me gusta y estoy adornando mi patio con plantas aromáticas y con flores, solo que no conocía nada, compré algunas plantitas y se me llenaron de plaga y murieron 🙁 Al buscar ayuda me encontré con tu gran información en detalle y sustratos, genial. así que aquí me tendrás en primera fila en todas tus publicaciones, pues me interesa un jardín de primera. Te felicito por esto que haces y estamos en contacto. Ya estoy checando mis plantitas con los datos que tienes en el primer mensaje donde me suscribí 🙂 Un abrazote.

  • Pol Perpinyà dice:

    Hola José, soy un estudiante de primero de bachillerato (17 años) y estoy haciendo un trabajo sobre la influencia de los nutrientes en el crecimiento de una planta. Yo mismo estoy haciendo las disoluciones en casa con los macronutrientes pero tengo una duda.
    No se las ppm de azufre que deberia tener una disolución normal, ya que en algunos sitios me pone más o menos unas 60 pero en otros unas 140. Me harías un gran favor si me aclarases el dato.
    Muchas gracias, un saludo
    Pol.

  • Carmina dice:

    Tengo un tilo con una enfermedad y no se que es . es un tilo de dos años y no tira ,tiene pocas hojas , y cuando le salen estan bien y cuando va entrando el calor , en los bordes se le va poniendo marron todo alrededor hasta alcanzar como 1.5 cmt y una linea amarilla fina antes de llegar a la parte verde de la hoja que no esta afectada.
    Tengo que decir,que en el mismo lugar tuve otro tilo durante 5 o 6 años y le paso lo mismo que a este y no aumentaba el tronco y apenas tenia hojas , y las pocas con el mismo problema.
    el clima es muy seco aunque esta plantado en medio del cesped por lo que recibe agua. He llegado a pensar que si sera la tierra , pues tengo una morera ornamental de hace 7 años y tira muy poco ,casi no ha engordado el tronco y no muchas hojas, en cambio tengo un tamarindo con los mismos años y esta elegante , los tres estan en el cesped,la zona Castilla y Leon
    Espero su respuesta
    Muchas gracias y un saludo

    • Hola Carmina.
      Quizás tengas un problema de encharcamiento en el suelo, derivado del riego del césped. Pero puede que también por alguna capa arcillosa que impida el drenaje. No se qué tal tienes el césped, si presenta problemas.
      Estaría bien hacer una cata en la tierra, cerca de las raíces del tilo -con cuidado de no dañarlas-. Así verás si están bien oxigenada o por el contrario les sobra agua.

  • ¿Y tú qué opinas?

    Los campos marcados con * son obligatorios. Solo se publicarán los comentarios relacionados con el tema de esta entrada.

    Por favor, tómate tu tiempo, redacta de forma clara y sin errores. Si te equivocas no pasa nada, puedes corregirlo pulsando el botón de editar

    Acepto la política de privacidad del blog. Marca esta casilla para que pueda avisarte cuando se conteste tu comentario *